Solo o sólo, ¿con o sin la tilde? (actualizado en 2023)

Se escribe solo o sólo, ¿con o sin la tilde?

Artículo actualizado el 13.03.2020 a raíz del comunicado oficial de la RAE sobre el uso de solo o sólo, con tilde o sin ella.

Sobre la tilde de solo: novedades de la RAE de 9 de marzo de 2023

Bueno, bueno, bueno… el sarao que ha armao una sola tilde para que la RAE rectifique. Ya hablé hace un tiempo justo en esta entrada que estoy actualizando ahora sobre la tilde de la polémica.

Y es que, ¡la que ha liao! Como puedes leer en la imagen de arriba, la Real Academia Española rectifica con respecto a la normativa que introdujo en 2010 sobre el uso de la tilde en solo en su función de adverbio: se obligaba a no usarlo cuando no causara ambigüedad, y lo dejaba como optativo si la palabra en su contexto podía llevar a ambigüedad con respecto al adjetivo solo.

De este modo, la frase de abajo quedaba así:

Solo quiero un café solo.

Sin tilde en ninguno de los solos, que a los ojos, y criterio, de muchos era una aberración. A los míos, simplificaba la escritura de la palabra sin la tilde y se alineaba con la definición de lo que es per se la tilde diacrítica; así que me parecía la mar de bien. Qué te voy a decir.

Nuevas reglas ortográficas en 2010… algunas con muy poca acogida

Entonces, ¿qué pasó en 2010, te estarás preguntando?

Recapitulemos un poco, porque si en su momento ya dije, que la historia se las trae, ¡imagínate ahora!

¿Te acuerdas de tu profesor o profesora repitiéndote hasta la saciedad: Solo lleva tilde cuando significa solamente…

Yo sí.

Pues bien, como decía, en 2010 lo que pasó es que la Real Academia Española cambió las reglas del juego —o bueno, algunas de las reglas de ortografía que hasta el momento habíamos conocido y aplicado—, de tal forma que, entre otras cosas, la tilde diacrítica del adverbio solo quedaba eliminada.

Su argumento para ello fue (es) que la función de la tilde gráfica es distinguir entre palabras tónicas (que son las que se acentuarían) y palabras átonas (que no llevarían tilde) que se escriben de la misma forma.

En el caso del adverbio solo («solamente») y el adjetivo solo («sin compañía»), por tanto, «dejaba de ser válido» emplear la tilde, ya que ambas son palabras tónicas.

El caso es que siempre ha sido así: esas palabras siempre han sido ambas tónicas, pero en algún momento se permitió usar esa tilde para evitar ambigüedades.

En la nueva edición de la Ortografía de 2010, pues, la RAE creía estar arreglando esta contradicción que había existido en la normativa del español hasta el momento. Elena Hernández, responsable del departamento de Español al Día de la RAE, durante una entrevista en enero de 2017 así lo explicaba: «(…) esa tilde fue siempre un error (…)».

E incluso en los casos en los que fuese inevitable la ambigüedad, la Academia seguía justificando la supresión de la tilde y lo dejaba a criterio del autor, argumentando que es posible interpretar correctamente ambas palabras en su contexto sin necesidad de utilizarla.

Y en el caso de darse ambigüedades más complicadas, como se daría en una frase como esta, por ejemplo, «Viene solo los domingos», recomendaba recurrir al uso de sinónimos, como «solamente» o únicamente, en lugar del adverbio solo.

En resumen, la RAE venía a dar permiso para escribir solo sin la tilde, sin incurrir en ninguna falta ortográfica, y venía casi a decir que hacerlo podría considerarse una falta de ortografía.

El desaguisado llegó cuando tanto ese cambio no sentó bien entre ni la gente «no de letras» ni la «de letras». Personalmente, yo me limité a dejar de usar la tilde, pero es cierto que al principio me costó muchísimo y me hacía daño a los ojos. Ahora ya no, todo hay que decirlo.

Qué ha pasado, pues, en 2023 (consecuencia de estos años pasados)

Primero entendamos una cosa: a veces son los propios hablantes quienes son el origen de ciertos cambios, pero también lo son las instituciones que velan por la preservación de una lengua. La Real Academia Española (RAE) es una de esas instituciones y, a grandes trechos, la definiremos —al menos para el propósito de este artículo—, como la institución que vela por el uso del español como lengua.

En este sentido, la RAE publica obras de referencia que han de ayudar a los hablantes del español a conocer sus usos correctos —y los que no lo son tanto— en lo referente a gramática, léxico y ortografía, entre otros.

En lo concerniente al tema que nos ocupa, la ortografía es la disciplina que se ocupa de velar por el uso correcto de la escritura de las palabras.

Ortografía, proviene del griego ortós, que significa “correcto”, y grafé, que significa “escritura”. La Ortografía, pues, es la parte de la gramática que nos enseña a poner la grafía correcta.

La primera Ortografía de la lengua española de la Real Academia Española (RAE) se publicó en 1741 y, desde entonces, ha sido perfeccionada con el objetivo de ir simplificando sus reglas y reduciendo las excepciones para hacer más fácil la enseñanza de su doctrina.

La última edición fue en 2010, con una última actualización de esta que se realizó en la edición de 2012.

A pesar de los años que han transcurrido, pues, desde que salió esta última edición del manual de Ortografía de la lengua española (doce a fecha de esta entrada), todavía sigue siendo más habitual ver escrito el solo con la tilde (cuando equivale a solamente) que sin ella.

A lo que seguramente tú estarás asintiendo con la cabeza. Veamos por qué.

La tilde de solo se resiste ante la muerte súbita

A raíz de la gran problemática surgida a partir de la nueva regla ortográfica de 2010 de eliminar la mayoría de acentos diacríticos, la Academia tomó la decisión de permitir la acentuación del adverbio solo.

Entre otros, desde 2010, la RAE recomienda escribir "solo" y los pronombres demostrativos sin la tilde

Es decir, el adverbio solo podía seguir acentuándose si así se prefería, pues la Academia no lo prohíbe expresamente. Solo recomienda evitarlo.

Y a esto se acogen la mayoría de los que no quieren dejar de usar esa querida tilde, que no son pocos.

Tanto es así que, incluso el autor de El capitán Alatriste y miembro académico de la Real Academia Española desde hace casi dos décadas, Arturo Pérez-Reverté protagonizó un intercambio informal e ingenioso desde su propia cuenta en Twiter con respecto a este tema tan solo en agosto de 2021:

«A mí me enterrarán con las tildes puestas, demostrativos pronominales incluidos, que ésa es otra”, manifestaba efusivamente.

No fue el único.

Autores como Vargas Llosa, Gimferrer o Javier Marías siguen reivindicando y acentuando el adverbio solo, a pesar de que la Academia a la que pertenecen fuese la responsable de ese cambio de la norma en 2010.

A favor de esta nueva medida está también Salvador Gutiérrez, académico y miembro de la RAE y quien también fuese el coordinador de la Nueva Ortografía, el cual explica que «en 1959 la Academia, para evitar rupturas, lo deja al arbitrio de cada uno». Sin embargo, cabe decir que desde ese año y hasta la actualidad, la RAE no pone la tilde en solo en ninguna de sus publicaciones.

Entonces, ¿cómo se escribe sólo, con o sin tilde?

Visto lo visto, esto parece más confuso que nunca. EXACTO.

La tilde más querida sigue teniendo feroces adeptos que no quieren verla desaparecer y todavía a día de hoy, en 2022, nos encontramos con un uso del solo con la tilde completamente extendido.

ERAN mis palabras solo un año atrás. Pero, ¿qué ha pasado el 9 de marzo de 2023?

A ver, por de pronto, si te vas a X (antiguo Twiter), el revuelo que se ha liado ha sido brutal (incluso divertido, diría): esos feroces adeptos de los que te hablaba celebraban su victoria y una supuesta rectificación de la RAE.

PERO, no es exactamente lo que ha pasado: ni la RAE ha rectificado, ni nada ha cambiado en lo que se refiere a la normativa.

Solo un pequeño matiz ha cambiado: escribir la tilde en sólo ya no se considerará una falta ortográfica. Puedes leerlo en la imagen de la entrada de la RAE que te he copiado en forma de captura.

Aclaramiento de la RAE sobre el uso de la tilde de sólo: ya no es una falta ortográfica usarlo
Fuente: Mundo Deportivo, actualización a 10/03/2023 10:40 CET
Escribir correctamente un texto es hacerlo siguiendo las normas de ortografía establecidas.

Sentimientos aparte, escribir correctamente un texto de acuerdo con las normas de ortografía establecidas es —según yo creo— lo profesional. Y a día de hoy, ha quedado claro que escribir tanto sólo como solo es igual de correcto.

Otra cosa está clara también: la polémica queda resulta y el debate sobre la tilde de solo está cerrado. A partir de ahora, eres libre de escribir solo o sólo según tu propio juicio y ambas maneras serán correctas. No sé yo cuánto tiempo va a dejar la RAE tanto libre albedrío con la escritura de una palabra. Habrá de que ver qué pasa en la próxima revisión del manual de ortografía.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que se reformará la normativa de nuevo en la próxima edición de la Ortografía de la lengua?

Artículo relacionado:

Comparte este artículo

2 comentarios

  1. Muy buen contenido!!!
    Me parece uno de los artículos de ortografía que más relevancia tiene en estos momentos y, por fin, alguien lo analiza de forma detallada y didáctica para que puedas acordarte en un futuro sin tener duda alguna ni buscar cada vez sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Infórmate sobre cómo obtener unos textos para tu sitio web profesionales.