Qué es el copywriting

Qué es el copywriting para web y qué puede hacer por ti (parte 1 y 2)

Son muchos los posts que hablan de copywriting hoy en la globosfera y que te explican qué es el copywriting. En realidad, me atrevo a decir que es el primer post que el 95 % de los nuevos copywriters escribe al estrenar el blog. Nada a reprochar, por supuesto. Yo, sin embargo, no te voy a soltar un rollo de 1500 palabras (o más) para explicarte qué es el copywriting cuando ya lo han hecho otros.

Lo que sí he hecho es dividir, por tanto, este post en dos partes: por una parte, la 1, donde te voy a decir qué es para mí el copywriting, aunque, como decía, me voy a enrollar poco con eso, porque ya son muchos los post sobre qué es el copywriting donde te lo explican largo y tendido, y seguramente mejor que yo (te recomiendo, en ese sentido, pasarte por el blog de la gran Maïder Tomasena).

Veamos qué es el copywriting
Imagen descargada de Depositphotos.

Y bueno, en una segunda parte, como decía, luego sí que te voy a soltar el rollo de por qué el copywriting es bueno para ti y tu estrategia de venta.

¿Por qué lo hago así?

Y es que aquí sí quiero toda tu atención, porque esa sí es la parte que te debe quedar más clara si tienes un negocio que vas a proyectar a través de una página web y, por tanto, deseas darle un impulso a tu marketing digital.

¿Me sigues, pues, por la parte que quieras y empezamos?

Qué es el copywriting (parte 1)

A ver yo te diré que, a pesar de que en España es una palabra que todavía ahora empieza a sonar y, por lo tanto, bastante desconocida para la mitad de españoles, no para nada ni una palabra nada nueva. De hecho, es una profesión que de nueva tiene poco.

A mí me pasó una cosa curiosa, de hecho. Viviendo yo en Tailandia, en una pequeña islita llena de expats de todas las nacionalidades por imaginar, y usando todos, como es natural, el inglés como lengua vehicular, y decía que soy copywriter, nadie me miraba con cara rara ni me preguntaba And what the heck is that?. Al contrario, me decían Ah right y se quedaban tan anchos. Traducido en un castellano que se entienda: que nadie se extrañaba ni nadie se sorprendía, porque no les era nada nuevo. En cambio, en España, la reacción era y todavía es esta otra: “Copy qué…? Y ¿ezo qué e…?

Bien, ¿por qué pasa eso en España pero no en otros países?

Pues, por la sencilla razón de que el copywriting no es nada nuevo que haya salido del horno hace cuatro días. Se llama redacción publicitaria en español de toda la vida y copywriting en el «español moderno» del siglo XXI. Le han dado un nombre más «exótico», pero no deja de ser el término inglés para hablar de redacción publicitaria. Ni más ni menos. Quien te diga lo contrario, es que se ha liado.

Te diré más, el primer copywriter en todo el mundo se llamaba John Emory Powers y vivió entre 1837 y 1919. Otro nombre que a lo mejor te puede sonar es el David Ogilvy, más conocido como el “padre de la publicidad”, quien murió en 1999.

¿Qué ha pasado con tanta revolución, pues, de repente si esta profesión o palabra ya existía? Pues que ahora y, como novedad, se ha «descubierto» que también se puede usar en canales para los que antes no se usaba: en textos para web (copywriting para web), en textos destinados a email marketing o en posts para redes sociales, entre otros; y de ahí las amplias horneadas de nuevos copies que no dejan de salir por doquier como champiñones.

Algunos de los primerísimos copies que surgieron en España dedicados a estos nuevos canales empezaron a montar cursos de copywriting y ahora el goteo de nuevos copies es, pues eso, constante. Son personas que quieren dedicarse a vivir de escribir.

Pero, ¿es de eso de lo que va el copy entonces? ¿De escribir? Bueno, sí, pero no.

De lo que no va el copywriting es de escribir novelas, cosas bonitas que te gusten y queden bien.

De lo que sí va el copywriting es de crear textos con el objetivo de vender. Son textos pensados y diseñados para crear una relación de confianza con el cliente. Son textos que se dirigen a tu cliente ideal y que le hablan a él o a ella desde la proximidad, honestidad y el entendimiento de cuáles son sus problemas y cómo puedes tú, con tus productos o servicios, ayudarle a solucionarlos. Los textos de tu web deben saber transmitir a tus clientes potenciales el mensaje de tu marca y el valor que puedes aportarles si compran tu producto o contratan tus servicios.

En definitiva, tu página o sitio web cumplirán su propósito a través de unos textos escritos con técnicas de escritura persuasiva para conducir al lector, usuario o visitante de tu web, post o demás, a realizar la acción que tú deseas: la venta de tus productos o servicios, suscripción a tu blog o a tu newsletter, rellenar el formulario de contacto, etc.

Y eso es lo que es el copywriting. Va de escribir textos, pero no cualquier texto. Textos persuasivos, textos bien pensados usando las palabras adecuados que de verdad le hablen al usuario para que este acabe confiando en ti, en tu marca, en tu producto y no en la competencia.

Y, ¿cómo se logra eso? Pues usando ciertas técnicas y fórmulas que sirven para crear un buen copywriting y que, al aplicarse de la forma correcta, te llevarán a los resultados deseados. No sin antes realizar el paso previo de hacer mucha investigación.

Dicho esto, ¿para qué te sirve a ti el copywriting en lo que se refiere a tu sitio web? Seguro que ahora ya estás un paso más cerca de entenderlo, pero, si sigues leyendo, es lo que te explico en la parte 2 a continuación.

H2 Para qué te sirve a ti el copywriting para tu sitio web (parte 2)

Bueno, si has seguido bien lo que te he explicado, a estas alturas ya lo tendrás bastante más claro: el copywriting, por su propia definición de escritura persuasiva, no es más que algo que puedes usar tú para crear los textos de tu web (u otros) y si lo que quieres es vender más.

Hay muchos emprendedores que se quedan atascados durante siglos sin lograr tener esa web solo porque no saben sacar o crear el contenido. Eso es lo que suele ocurrir en un gran porcentaje de los casos:

  • Bien el tiempo se los come con los quehaceres del día a día para llevar el negocio
  • O no saben por dónde empezar a escribir
  • O no saben todavía siquiera qué páginas quieren o qué tipo de web necesitan.
  • Y, por supuesto, mucho menos saben cómo deben enfocar los textos para cada tipo distinto de página.
  • O habrá otros que hacen un «copia-y-pega» de otro sitio web que les gusta y ya tienen la web lista.

Eso es exactamente lo que me pasó a mí durante –ya no me avergüenza decirlo– años. Yo no acabé copiando nada, pero el no saber crear mis textos me acabó retrasando años el poder tener mi sitio web listo.

Antes de saber qué era el copywriting
Imagen descargada de Depositphotos.

Hasta que descubrí el copywriting. Y, no solo eso, descubrí también la importancia de tener una buena web, una web hecha por un profesional, una web con sentido lógico, con una buena arquitectura. En pocas palabras, me di cuenta de la gran importancia de no tener solo una web bonita de colores bonitos que explique cosas bonitas de ti, sino de tener una web funcional.

Cuando descubrí qué es el copywriting
Imagen descargada de Depositphotos.

Pero, claro, sin unos textos previos, no hay web. Pero sobre si primero es el huevo o la gallina ya es harina de otro costal.

Recapitulando: el copywriting me sirvió a mí precisamente para eso, para entender qué sí y qué no se dice en cada parte de un sitio web. Me sirvió para saber seguir una estructura. Me sirvió para saber que, antes de empezar siquiera a redactar nada, hay que pensar y hallar una propuesta de valor que defina bien tu negocio. Me sirvió para entender que sin un buen análisis precisamente de todo tu negocio y de una buena investigación del negocio de tu competencia es muy difícil llegar a conocer tu propio negocio y después pasar a venderlo.

Si estás atascado, si no sabes por dónde empezar tu web, si te pasó como a mí, si no sabes qué va primero, si el diseño y luego los textos o si los textos son primero y luego el diseño. Ahora que ya entiendes mejor qué es el copywriting y qué es lo que puede hacer por ti (¡espero!, aunque no dudes en preguntar si no es así), en este otro artículo vengo con la parte 3 para explicarte el resto, qué debes planear primero a la hora de diseñar tu nuevo sitio web. O lo que es lo mismo, Textos o diseño: ¿qué es primero el huevo o la gallina a la hora de crear tu web? Allí te ayudo a desvelar toda otra esta serie de dudas también muy habitual a la hora de contratar a alguien para que diseñe tu sitio web.

Porque quedarse atascado sin saber cómo avanzar con tu web solo va a perjudicar que avances con tu negocio. Y solo hay un camino siempre: hacia adelante.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos relacionados

SI DESEAS QUE TUS CONTENIDOS WEB CONVIERTAN MÁS, NO TIENES MÁS QUE DARLE AL CLIC.

Para contratar alguno de mis servicios de redacción para web, corrección o traducción de textos, pídeme un presupuesto personalizado sin ningún compromiso.